ÍDOLOS DE UNA PASIÓN

Por América han pasado grandes figuras en estos 86 años de historia, aquí algunos de ellos.

José Américo Montanini

La bordadora

Entre 1961 y 1963, Montanini jugó en América de Cali, equipo en el que participó en 95 partidos y ejecutó 45 goles.

Carlos Montaño

El Indio

El Indio’, quien falleció en 1999, fue uno de los mejores arqueros de América en su historia. No pudo ser campeón con los ‘diablos rojos’ pero hizo parte del equipo que quedó subcampeón de la liga colombiana en 1960. El guardameta, famoso por su vida fuera de las canchas, jugó en dos épocas con el equipo de Cali (1959-1962 y 1965-1967)

Edgar Mallarino

El Maestro

Su primer partido profesional con la camiseta del América lo jugó frente al Sporting de Barranquilla, integrando el medio campo con Pablo Rojas y Faustino Castillo. Por su juego elegante, su buen manejo del balón y su inteligencia en la mitad del campo, recibió el calificativo de “maestro”. La historia dice que hacia 1946, en un partido del América en Cali contra el Sport Boys del Perú, en donde jugaban Valeriano López y Marcial Hurtado, el equipo colombiano perdía 2–5 y, faltando 25 minutos para culminar el encuentro, el “Maestro”, con su fútbol de genialidad, marcó los tres goles del empate final 5-5.

Gabriel Ochoa Uribe

El Médico

Gabriel Ochoa, el técnico que le enseñó a ganar al América y el que rompió la famosa 'Maldición de Garabato' al quedar por primera vez campeón. Gracias a él, llegaron más títulos: 1982, 1983, 1984, 1985, 1986 y 1990, para convertirse en el técnico más exitoso en la historia del América. De su mano el equipo rojo llegó también a tres finales de Copa Libertadores: 1985, 1986 y 1987.

José Pascuttini

El Coco

En 1977 llega a Colombia para jugar en el América de Cali, entonces dirigido por el Maestro Adolfo Pedernera, donde jugó por espacio de 5 años con más de 200 partidos disputados. Algunas de las curiosidades que tiene en su carrera es que estuvo presente en la consecución del primer título de Rosario Central y de América de Cali y también en las dos fechas más importantes de los dos equipos que curiosamente coinciden el mismo día 19 de diciembre o Aquel 19.

Hugo Enrique Valencia

Pitillo

La posición de marcador que tuvo escriturada por nueve años surgió en el transcurso de su vida de jugador de futbol, pues en el campo aficionado se desempeñaba inicialmente como líbero o volante, hasta que Faustino Cubillo, uno de sus entrenadores, lo reubicó en la posición lateral. En su historia de marcador terminó por admirar la labor realizada por Pacho Marinho en el Brasil y William Ospina en nuestro país. En el América disputó su posición con Victor Luna, Luis Fernando Herrera y Juan Carlos Abello, pero el "Pitillo" volvía a coger la cuerda hasta su despedida.

Julio Cesar Falcioni

El Emperador

Con el conjunto de los diablos rojos alcanzó tres finales consecutivas de la Copa Libertadores, entre 1985 y 1987, perdiendo las tres finales, contra Argentinos Juniors, River Plate y Peñarol, pero logrando el pentacampeonato del Fútbol Profesional Colombiano ganando todos los torneos de 1982 a 1986, siendo Falcioni una de las más grandes figuras de estas hazañas conseguidas, lo que lo convirtió en el guardameta extranjero con más títulos del Fútbol Profesional Colombiano.

Cesar Cueto

El Poeta de la Zurda

En 1984, ya con 32 años, Cueto pasa a jugar con el América de Cali y gana el campeonato de ese año con el equipo caleño siendo el capitán y conductor del equipo.​ El Poeta de la zurda sufrió una lesión jugando por este equipo en 1985 que causó su retiro de las canchas durante un año. Estuvo apenas una temporada con el equipo "escarlata", pero su talento, habilidad y pases "quirúrgicos" dejaron una huella indeleble en la memoria de sus seguidores, al punto de ser considerado uno de los mejores de su historia.

"La Fiera" Cáceres

La Fiera

En su primera temporada con América (1973) marco 18 goles siendo dirigido por su compatriota Jorge “Finito” Ruiz con quien tuvo algunos inconvenientes y en el remate de la temporada por el Yugoslavo Vilic Simo, ese año los escarlatas no trascendieron en la tabla sin embargo, un hecho importante se dio en la disputa del clásico después de dos años sin sin victorias, los diablos rojos ganaron 3-1 con dos goles de Cáceres y uno de Armando ‘Mudo’ Torres por su desatacada actuación el comentarista deportivo Rafael Araujo Games le coloca el remoquete por el que se hizo conocido en el ámbito futbolero "La Fiera".

Luis Eduardo Reyes

El Hombre de Hierro

En su carrera solo jugó para América. Debutó en la temporada 1971 de la mano del estratega Guillermo Cesar Reynoso, fu estelar jugador en la década de los 70, desde 1974 cuando dirigía el Yugoslavo Vilic Simo se hizo titular indiscutible en la defensa de los Diablos Rojos, se caracterizó por su juego fuerte de ahí su apodo El Hombre de Hierro, su entrega por el América lo hizo todo un ídolo y capitán en varias ocasiones; el 19 de diciembre de 1979 fue uno de los inicialistas del partido ante Unión Magdalena que significó la primera estrella de América en la historia y el posterior Pentacampeonato.

Juan Manuel Battaglia

Juan Manuel

En 1979 pasó al América de Cali junto a su compañero de equipo en Nacional y Cerro y amigo personal Gerardo González Aquino. Ese mismo año ganó el primer título nacional en la historia americana, y se convirtió en uno de los jugadores emblemáticos del club en toda su existencia, al contribuir con cinco campeonatos nacionales más y tres subcampeonatos de la Copa Libertadores de América.​ Estuvo en el cuadro caleño hasta el primer semestre de 1989.

Gerardo González Aquino

González Aquino

Llegó al América en 1979 debutando en un cuadrangular amistoso contra Argentinos Juniors de Diego Armando Maradona. Jugó un total de 346 partidos con 14 goles marcados, ídolo indiscutible del América de Cali, el Hombre de las Revoluciones, como era conocido, fue un jugador temperamental y con carácter de líder indiscutible. Fue capitán del equipo que conformó la época dorada en los Diablos Rojos. Ganó en total 6 títulos, 5 consecutivos, disputando dos veces la final de la Copa Libertadores de América en 1985 y 1986.

Roberto Cabañas

El Mago

Ídolo indiscutible del América de Cali, fue un jugador temperamental y tenía un dominio y definición magistrales con el balón. Roberto Cabañas se inmortalizó por sus jugadas vistosas, sus goles de chilena y 'cabañuelas'; una de sus más recordadas cábalas era el uso de una muñequera blanca, y solía celebrar sus goles con una acrobática voltereta. Fue uno de los jugadores que conformó la época dorada del América y convirtió goles importantes en la Copa Libertadores, así como en las finales de esta en 1986 ante River Plate y en 1987 frente a Peñarol de Montevideo.

Ricardo "El Tigre" Gareca

El Tigre

Unos pocos partidos jugados para River Plate, fue transferido al América de Cali, donde fue gran protagonista en el torneo colombiano al marcar goles decisivos que le significaron a los Diablos Rojos los títulos nacionales de 1985 y 1986, así como el subtítulo de 1987.1​ También se destacó en la Copa Libertadores de América, en la que el conjunto escarlata obtuvo el subcampeonato en 1985, 1986 y 1987. Gareca terminó goleador del certamen de 1987 con 7 conquistas.

Anthony "El Pipa" De Avila

El Pipa

Entre los logros individuales del Pipa se destaca ser goleador de la Copa Libertadores 1996 con 11 anotaciones y Botín de Oro en el Campeonato colombiano 1990 con 25 goles. En 2007, el América de Cali lo homenajeó con el trofeo como Máximo Goleador Histórico del club. De Ávila es reconocido como uno de los máximos ídolos escarlatas y también goza de una gran fanaticada en el Barcelona de Guayaquil y un destacado reconocimiento en Unión de Santa Fe y MetroStars de Nueva York.

Alex Escobar

El Pibe del barrio Obrero

Desde niño fue hincha americano, con este club alcanzó los logros deportivos más importantes de su carrera. Integró la selección juvenil del Valle del Cauca entre 1982 y 1983, de allí pasó al América en 1984 y desde entonces se consolidó; Escobar se mantuvo en el conjunto escarlata por 12 años convirtiéndose en uno de los ídolos más grandes de la institución. Tiene el récord vigente de más partidos disputados con el América (505 en torneo nacional y Copa Libertadores 73) y es uno de los jugadores con más títulos logrados en dicho conjunto, seis en total;​ también participó en las 4 finales de la Copa Libertadores.

Willington Ortíz

El viejo Willy

En 1983 su pase fue comprado por el América, eterno rival del Deportivo Cali. Ortiz debutó con su nueva divisa el 16 de febrero de aquel año en un amistoso ante el Boca Juniors​ de Argentina. Con los Diablos Rojos alcanzó los campeonatos de 1983, 1984, 1985 y 1986.​ Asimismo, fue subcampeón de la Copa Libertadores de América en 1985, 1986 y 1987. Con este equipo terminó su carrera futbolística, en el año de 1988.

Freddy Rincón "El Coloso"

El Coloso

Su despliegue físico, su vistoso estilo, su capacidad goleadora, su imponente figura y sus características técnicas lo hacen llegar al América de Cali, equipo donde se consolida como jugador y sale campeón en 2 oportunidades, además de participar destacadamente en la Copa Libertadores con varios goles anotados.

Albeiro "El Palomo" Usurriaga

El Palomo

Alguna vez fueron a verlo al Pascual. Y allí en el estadio habrán tenido la suerte de presenciar uno de los espectáculos más maravillosos que se recuerden en esa cancha: cada domingo el "Palomo" hacía suceder un milagro. Como un arco iris. O un rayo cayendo cada semana sobre el mismo árbol. Resistido por el técnico de turno, rara vez Albeiro salía de titular. Pero la gente, que lo idolatró desde siempre, empezaba a corear su apellido cuando el partido se embolataba: USU-USU-USU-USU repetía todo el estadio, todo.
Extracto: El turbulento vuelo del 'Palomo' Albeiro Usuriaga. Por: Jorge Enrique Rojas - El Tiempo.

"El Polilla" Da Silva

El Polilla

Llega en septiembre de 1989 a jugar en el América, donde logró los campeonatos nacionales de 1990 y 1992, conquistando 20 goles en este último, y el Botín de Bronce en la temporada 1991 con 19 goles. En total, jugó 172 partidos con el equipo rojo, convirtiendo 65 goles.

Jerson González

¡Jersón Jersón!

Tuvo 4 etapas con los escarlatas y fue campeón de la Primera A en 1997, 2000, 2001 y Finalización 2008 además de la obtención del primer título internacional oficial de los diablos rojos la Copa Merconorte 1999 siendo figura en varios de los campeonatos ya mencionados​ lo que le valió convertirse en todo un ídolo de los hinchas americanos.

Jairo Castillo

El Tigre

Realizaría sus mejores actuaciones en América obteniendo el título en la temporada 1996-97 siendo el tigre el artillero al conseguir 13 goles, uno de ellos en la final; la Copa Merconorte de 1999 significó el primer título internacional de los Diablos Rojos, en el partido de vuelta el tigre marcó el gol que empató la serie, y al final le dio el título para el América en definición por penales. En 2001 se consagra campeón en el Campeonato colombiano 2001 y Apertura 2002, en este último fue gran figura pues con tres goles suyos el América venció al Atlético Nacional 2-1 en Cali y 0-1 en Medellín.

Adrian Ramos

Adriancho

Para el Torneo Finalización 2007 regresó al América de Cali y logró destacarse durante las temporadas siguientes, convirtiéndose cada vez más en pieza clave para el técnico Diego Edison Umaña, logrando el tercer lugar en el Finalización 2007, siendo subcampeón en el Apertura 2008 y proclamándose campeón del Torneo Finalización 2008, siendo figura del equipo que consiguió el título número 13 para el América del Torneo Colombiano. Ramos fue el goleador de su equipo en el Finalización 2008 con 12 goles y el goleador de los torneos colombianos del 2008 con 21 goles en todo el año.

Ernesto Farias

El Tecla

En 2015 vino al equipo en un momento difícil para buscar el ascenso a la máxima categoría. Con el equipo escarlata logró destacadas actuaciones y marco goles importantes. Fue el goleador del equipo en la temporada 2016 pieza fundamental en el regreso del club a la Primera División de Colombia, luego de cinco años de jugar en Segunda División.